Cómo pilotar un dron con éxito

En esta sección encontrarás todo lo que necesitas para aprender a pilotar tu dron.

Primero, quiero asegurarme de que entiendes los modos de control remoto y de vuelo de un dron, y cómo calibrarlo.

Luego, te voy a dar 7 ejercicios que debes dominar para convertirte en piloto profesional.

Finalmente, aprenderás a pilotar tu dron cuando las temperaturas sean bajas y también cómo reducir el riesgo de perderlo en estas condiciones.

¿Listo?

¡Vamos allá!

¿Eres un principiante?

¿Has pilotado un dron alguna vez en tu vida?

¿No?

Bueno, si es la primera vez o no tienes mucha experiencia, he puesto una lista con algunas recomendaciones básicas. Te sugiero que las sigas siempre.

Pero ojo, porque no es una lista de comprobación previa al vuelo.

Estos son mis consejos para principiantes. Te ayudarán a aprender a volar un dron:

  • Asegúrate de que las baterías estén completamente cargadas.
  • Comprueba que las hélices estén equilibradas correctamente.
  • Evita volar fuera de la línea de visión, incluso cuando tengas encendido el equipo «Vista en primera persona» (First person view o FPV en inglés).
  • Asegúrate de elegir un espacio abierto sin personas ni objetos (árboles, casas) a tu alrededor. Si es un terreno con césped, tu dron tendrá un aterrizaje «más suave» en caso de accidente.
  • Si tu dron falla, apágalo inmediatamente. Limitarás el daño que puedan sufrir las hélices y los motores de tu dron. También evitarás dañar a personas o animales.Respeta las leyes y normativas relacionadas con los drones del país en el que estás volando.

Entendiendo el control remoto: las palancas y botones del transmisor

Empecemos por el principio.

Coge el transmisor y estúdialo. Aquí tienes una descripción general de un transmisor cualquiera:

Las posiciones de control de tu transmisor pueden variar, así que echa un vistazo a tu manual de usuario.

Los elementos más importantes de tu transmisor son las palancas de mando.

Dependiendo de cómo las hayas configurado, harán un movimiento u otro. Hay varios modos: 1, 2, 3, 4… Pero el 2 es el modo predeterminado que usan la mayoría de los fabricantes.

Así es como están configuradas las palancas en el Modo 2:

La palanca izquierda te permite «Acelerar» y el movimiento de «Guiñada» (Rotar) del dron:

  • El «acelerador» determina cuánta potencia le das a los motores, estableciendo cuánto sube o baja tu dron.
  • La «Guiñada» (rotación) gira el dron sobre su eje tanto a la izquierda (en sentido contrario a las agujas del reloj) como a la derecha (en el sentido de las agujas del reloj).

La palanca derecha te permite realizar el movimiento de «Cabeceo» (inclinar hacia adelante o atrás) y el de «Alabeo» (inclinar a derecha o izquierda) de tu dron:

  • El «Cabeceo» desplaza tu dron hacia adelante y hacia atrás.
  • El «Alabeo» permite que tu dron vuele hacia la izquierda y hacia la derecha.
  • vista general de dron (Guiñada, Cabeceo, Alabeo)

Calibra tu dron antes de volarlo

Deberías de repasar tu lista de comprobación previa antes de cada vuelo. Es una medida de seguridad que te llevará un par de minutos y gracias a ella puedes evitar varios riesgos. Si no sabes por dónde empezar, echa un vistazo a la lista de comprobación previa que encontrarás en la sección 11.

Una vez que lo hayas hecho, es hora de calibrar tu dron.

Este paso es esencial y muchos pilotos lo pasan por alto. Si nunca has volado antes o si quieres volar el dron en una nueva localización, es importante que lo hagas.

La mayoría de los drones tienen un GPS y una brújula internos. Estas herramientas permiten que el dron se mantenga en una misma posición y sepa hacia dónde se dirige.

Asegúrate de que ambos estén configurados de forma precisa, de modo que el dron no se pierda ni se desoriente. 

Para calibrar tu dron, sigue estos sencillos pasos.

  1. Realiza las tareas de calibración lejos de cualquier estructura metálica (por ejemplo, grandes aparcamientos, torres de telecomunicaciones, tendidos eléctricos)
  2. Enciende el transmisor y el dron. Ambos deben estar encendidos.
  3. Usa el control remoto para calibrar la brújula. En la mayoría de los drones, las luces de tu control remoto y tu dron cambiarán a amarillo.
  4. Mantén el dron en paralelo a suelo. Gíralo 360º hasta que las luces se pongan verdes.
  5. Ahora, gira el dron y colócalo perpendicular al suelo. Gíralo 360º nuevamente hasta que las luces se apaguen. Cuando lo hagan la brújula estará calibrada.

Si no tienes muy claro cómo hacerlo, echa un vistazo a este vídeo:

Si las luces de tu dron se ponen rojas en algún momento, significa que has cometido un error durante el proceso. Repite los pasos 4, 5 y 6 hasta que las luces se apaguen.

Dependiendo del fabricante, puede que la secuencia y funcionamiento de las luces sea distinto del que te he descrito anteriormente. Una vez más, revisa el manual de usuario para seguir el procedimiento correcto.

Los modos de vuelo de tu dron

Todos los drones tienen diferentes modos de vuelo.

El modo de vuelo manual es el modo predeterminado y el más habitual. En este caso, controlas todo desde el momento en que enciendes el dron: el despegue, lo que hace el dron en vuelo y el aterrizaje.

Sin embargo, la mayoría de los drones tienen varios modos de vuelo semiautomáticos. Estos modos permiten diferentes tipos de estabilización de vuelo, un piloto automático más o menos sofisticado, un sistema de seguimiento, un modo de «Regreso al punto de origen» («Return to home» en inglés), etc

Estas características están ahí para ayudarte a concentrarte en una única cosa o para realizar otras tareas de forma segura mientras el dron está volando.

Como muchos fabricantes usan diferentes nombres para sus modos de vuelo, he decidido usar un nombre genérico para que no te confundas. Si tienes alguna duda, echa un vistazo al libro de instrucciones de tu dron y aprende a usar cada modo de vuelo con tu propio control remoto.

Como de costumbre, te recomiendo que tengas siempre contigo una lista de comprobación previa al vuelo (sección 11). De esta forma, te asegurarás de haber elegido el modo de vuelo que quieres usar antes de despegar el dron.

Modo manual (M)

Usa este modo cuando quieras tener el máximo control sobre tu dron y decidir cada maniobra. En este caso, serás siempre tú quien decida lo que haga tu dron.

Si tienes un dron de gama baja, ten en cuenta que algunos controles remotos básicos sólo funcionan en este modo.

Si quieres grabar vídeos aéreos, puedes utilizar el modo manual si estás filmando un objeto en movimiento y necesitas cambiar rápidamente la posición del dron durante el vuelo.

Modo de altitud (ATTI)

El modo de mantenimiento de altitud (o ATTI) te ayuda a mantener el dron a una altura precisa. Sin embargo, el dron puede pivotar un poco si el viento es relativamente fuerte y racheado.

Ten cuidado con la palanca izquierda (acelerador). Al aumentar o disminuir la velocidad del dron puede que su altura cambie. En el momento en que dejes la palanca en el centro, el dron debería mantenerse a la altura que decidas. Esto es así en los drones nuevos. Si tienes un modelo de dron algo más antiguo, quizás tengas que jugar con la palanca del acelerador para mantener la altura.

Este modo es bastante interesante si estás grabando un vídeo y necesitas mantener una cierta altura o cuando el GPS no está disponible (por ejemplo, bajo un puente)

Modo posicionamiento GPS

Este modo, también llamado modo de posicionamiento, mantiene la posición de tu dron tanto verticalmente (altura) como horizontalmente (dirección).

Antes de usar este modo, asegúrate de que tu GPS funcione correctamente.

Es perfecto para principiantes porque te permite mover el dron, pero cuando sueltas las palancas se mantiene su posición actual. Este modo te ayudará, por ejemplo, a ir practicando poco a poco los ejercicios que menciono más adelante en esta sección. Conforme vayas 2dominando tu dron, haz los ejercicios en modo manual.

Obviamente, este modo también puede ser muy útil si tienes pensado hacer algunas tomas aéreas. Si trabajas en una composición específica, siempre puedes mantener el dron en su posición actual mientras está volando. Luego, haz fotos todo el tiempo que quieras sin cambiar esa composición concreta.

Modo automático o de programación de punto de referencia

Utiliza este modo de vuelo si quieres que tu dron siga una ruta de vuelo específica. De hecho, es un modo de vuelo autónomo porque no le das ninguna instrucción al dron durante su vuelo.

En lugar de eso, lo que tienes que hacer antes de volar es programar con el GPS ciertos puntos de referencia y alturas en el dron. Para hacerlo, puedes usar programas como MapsMadeEasy o DroneDeploy en tu ordenador o Tablet.

Una vez que hayas establecido los puntos de referencia y los hayas programado en el dron, éste los transmitirá al controlador remoto.

A pesar de ser un modo de vuelo autónomo, debes mantener siempre el dron a la vista. Imagina que pierdes la señal del GPS o el dron tiene algún tipo de problema durante el vuelo… Si ocurre algo, cambia al modo de vuelo manual y recupera el control del dron.

Puedes usar el modo de vuelo automático para explorar una localización desconocida y potencialmente interesante o para examinarla en detalle.

Además, si quieres grabar un vídeo y necesitas realizar una serie de vuelos repetitivos usando la misma ruta de vuelo, este modo puede ahorrarte un montón de tiempo.

Modo de orientación normal

Este es el modo de vuelo predeterminado. Fíjate siempre en la parte frontal del dron, ya que todos los controles están relacionados con ella.

Si eres un principiante es fácil que este modo te resulte confuso porque cuando el dron está frente a ti, los controles se invierten. Recuerda, siempre estás volando desde la misma perspectiva: como si estuvieses sentado en el asiento del piloto.

Modo sin cabeza o de orientación libre

Contrariamente al modo de orientación normal, en el modo sin cabeza la orientación del dron está relacionada con su posición o con un rumbo determinado.

Imagina que estableces tu posición inicial como punto de referencia, por ejemplo. Por lo tanto, si mueves la palanca derecha hacia arriba, el dron se alejará de ti sin importar la dirección a la que esté apuntando. Y cuando muevas la palanca derecha hacia abajo, el dron volverá a su posición actual.

Otra cosa interesante que podrías hacer también sería girar el dron sobre su eje mientras lo mueves hacia delante (en línea recta). Esto sería muy difícil de hacer en modo normal. Pero en este modo es tan simple como mover la palanca derecha hacia arriba para ir hacia adelante (alejando así el dron de tu posición) y la palanca izquierda para girar el dron.

Si pierdes la orientación mientras estás volando tu dron en el modo de orientación normal, selecciona el modo de orientación libre para llevarlo con seguridad al lugar en que te enuentras (home en inglés).

¡Asegúrate de que el GPS de tu dron sabe dónde está el punto de origen (home en inglés) antes de despegar!

Los modos de vuelo DJI «Bloqueo de inicio» (Home Lock en inglés) y «Bloqueo del recorrido» (Course Lock en inglés) son modos sin cabeza.

Modo regreso al punto de origen (Return to home o RTH en inglés)

La mayoría de los drones ofrecen una herramienta que le indica al dron que vuelva al lugar donde despegó si pierdes la comunicación con él y no puedes pilotarlo con tu control remoto.

Este modo se llama regreso al punto origen (Return to home o RTH en inglés).

Básicamente se trata de una característica de seguridad avanzada. Para activarla, sólo tienes que presionar el botón RTH en tu control remoto.

Si tu transmisor no tiene un botón específico de RTH, asigna un interruptor que inicie un vuelo de regreso (y/o un aterrizaje) al punto de origen. Es una medida de seguridad altamente recomendada para cualquier dron.

Antes de iniciar el vuelo de regreso al punto de origen, asegúrate de que tu dron tenga algún tipo de sistema anticolisión.

Modos de vuelo inteligentes (sólo drones DJI)

Si quieres que tu dron DJI te siga, encierre en un círculo al sujeto, o simplemente vuele siguiendo una ruta preestablecida, los modos de vuelo inteligente te permiten obtener tomas increíbles sin tan siquiera tener las manos sobre el control remoto.

Echa un vistazo a la página web de DJI si quieres más información.

¡Es hora de volar!

Ahora que ya has hecho todo el trabajo previo (ya sé que ha sido aburrido pero era esencial que lo hicieras), ¡es hora de volar tu dron por primera vez!

Si quieres convertirte en un gran piloto de drones, debes practicar mucho para dominar tu dron.

Y la mejor forma de alcanzar este grado de maestría es practicar algunos ejercicios básicos que encontrarás a continuación.

He ordenado estos 7 ejercicios de más fácil a más difícil. Así que te sugiero que domines cada ejercicio antes de pasar al siguiente.

No me voy a cansar de repetirlo. Pasa horas practicando y se paciente. En la medida de lo posible, siempre será más fácil practicar durante un día soleado en que la temperatura sea agradable y no haya viento.

Tu primer vuelo

Coloca tu dron sobre una superficie plana. Cuando lo pongas en el suelo, asegúrate de que la parte delantera del dron esté mirando hacia ti. De esa forma no te confundirás con la orientación.

Y ahora… ¡enciende los motores! 🙂

Para hacerlo, empuja las palancas derecha e izquierda hacia abajo y hacia el centro. Se hace así en la mayoría de los modelos, pero tu dron puede ser diferente así que no te lo tomes como un dogma de fe.

Coloca tu dron sobre una superficie plana. Cuando lo pongas en el suelo, asegúrate de que la parte delantera del dron esté mirando hacia ti. De esa forma no te confundirás con la orientación.

Y ahora… ¡enciende los motores! 🙂

Para hacerlo, empuja las palancas derecha e izquierda hacia abajo y hacia el centro. Se hace así en la mayoría de los modelos, pero tu dron puede ser diferente así que no te lo tomes como un dogma de fe.

Empieza aprendiendo a controlar la palanca izquierda.

Empuja suavemente la palanca izquierda hacia arriba y el dron comenzará a subir. Para evitar que el dron vaya más alto, vuelve a poner la palanca izquierda en la posición neutral (centro).

Ahora, empuja la palanca izquierda hacia abajo, y el dron bajará. De nuevo, vuelve a poner la palanca izquierda en la posición neutral.

La palanca izquierda también te permite hacer rotar el dron.

Empuja la palanca izquierda hacia la izquierda para que el dron comience a girar hacia la izquierda. Empuja la palanca izquierda hacia la derecha para que el dron comience a girar hacia la derecha.

¡Pan comido!

Ahora, es momento de dominar la palanca derecha.

Empuja la palanca derecha hacia arriba y el dron comenzará a avanzar. Para que vuelva, mueve la palanca derecha hacia abajo.

Empuja la palanca derecha hacia la izquierda para que el dron vuele hacia la izquierda. Empuja la palanca derecha hacia la derecha para que el dron vuele hacia la derecha.

¡Y eso es todo! Estos son los movimientos básicos para pilotar tu dron.

Tu primer aterrizaje

Por último, es hora de realizar tu primer aterrizaje.

Empuja la palanca izquierda hacia abajo para aterrizar el dron. Tan pronto como el dron toque el suelo, empuja la palanca izquierda hasta abajo del todo y mantén la ahí hasta que los motores se apaguen.

Ten cuidado cuando realices tu primer aterrizaje. Practica tanto como puedas y sé cuidadoso a la hora de usar el control remoto. ¡No creo que te haga mucha gracia estrellar tu dron recién estrenado al final de tu primer vuelo! 🙁

Despegar al nivel de los ojos (1)

El primer ejercicio es fácil. Coloca el dron delante de ti y despega. Después, asciende hasta que alcance la altura de tus ojos durante unos 10 segundos. Luego, hazlo descender y aterrízalo.

Translación (2)

Coloca el dron con el morro mirando en la misma dirección que tú y despega. Empuja la palanca derecha hacia la derecha para mover el dron hacia la derecha unos 10 metros y tráelo de vuelta moviendo la palanca derecha hacia la izquierda.

Repite el ejercicio empujando la palanca derecha hacia la izquierda primero y luego hacia la derecha, para que el dron se mueva hacia la otra dirección.

El cuadrado (3)

Coloca el dron con el morro mirando en la misma dirección que tú y despega. Usando sólo la palanca derecha, mueve el dron hacia adelante 10 metros, luego desplázalo a la izquierda otros 10 metros, luego hacia atrás 10 metros y finalmente hacia la derecha 10 metros hasta llegar al punto original.

El cuadrado rotando (con guiñada) (4)

Muy parecido al ejercicio anterior, aunque tu objetivo ahora es hacer que el dron gire 90 grados en cada esquina del cuadrado. De esta forma, comenzarás a aprender a rotar el dron con la palanca izquierda.

Haz avanzar el dron hacia adelante 10 metros. Luego, gíralo 90 grados a la izquierda usando la palanca izquierda. Haz avanzar el dron hacia delante de nuevo 10 metros. Ahora, gíralo 90 grados a la izquierda. Haz avanzar el dron hacia delante de nuevo 10 metros. Por último, gíralo 90 grados a la izquierda y haz avanzar el dron hacia delante de nuevo 10 metros hasta llegar al punto original.

Como puedes comprobar, es un ejercicio mucho más difícil que el anterior. Tu punto de referencia cambia una vez que gira el dron, por lo que siempre tienes que tener presente hacia dónde se dirige el dron para rotarlo en la dirección correcta.

Por ejemplo, si el morro del dron apunta a la misma dirección en la que estás mirando y empujas la palanca derecha hacia arriba, se alejará de ti. Pero si el morro del dron está frente a ti, el dron se desplazará hacia ti.

Te encontrarás con el mismo problema cuando te muevas a la izquierda o a la derecha. Si el morro del dron apunta a la misma dirección en la que estás mirando y empujas la palanca derecha hacia la derecha, el dron se moverá hacia tu derecha. Pero si el morro del dron está frente a ti, el dron se desplazará hacia tu izquierda.

Parece fácil, pero verás que necesita más práctica de la que imaginas… 🙂

El círculo (5)

Aquí, la idea es volar el dron en círculo. Para hacerlo, debes usar ambas palancas simultáneamente.

Empieza empujando la palanca derecha hacia arriba para alejar el dron de ti. Al mismo tiempo, mueve la palanca izquierda hacia la izquierda. Verás que el dron comienza a girar hacia la izquierda, mientras se mueve en círculo en el sentido contrario de las agujas del reloj.

Repite el ejercicio haciendo volar el dron en círculo en el sentido de las agujas del reloj.

(Pista: mueve la palanca izquierda hacia la derecha).

La órbita (6)

Este es un movimiento que se usa muy frecuentemente y que puede ser muy útil si quieres grabar un vídeo con tu dron. Si quieres conseguir vídeos que merezcan la pena, te sugiero que domines esta maniobra.

Este ejercicio se denomina órbita porque el dron orbita (vuela) alrededor de un sujeto mientras lo tiene siempre de frente. Por lo tanto, el sujeto siempre está en el centro.

¡Vamos a practicarlo!

Despega y ponte frente al sujeto alrededor del que quieres orbitar. Luego, mueve el dron hacia la derecha con la palanca derecha y, al mismo tiempo, mueve la palanca izquierda hacia la izquierda. De esta manera, el dron se moverá hacia la derecha mientras rota hacia la izquierda, moviéndose en círculo.

Repite el ejercicio orbitando el dron alrededor del sujeto en el sentido de las agujas del reloj.

La "S" (7)

Ahora que dominas el círculo y la órbita, vamos a probar con algo un poco más complicado… 😉

Vuela el dron mientras haces 4 eses («S»). Es como unir un semicírculo en sentido contrario a las agujas del reloj con un semicírculo en sentido de las agujas del reloj.

Cuando hayas hecho las 4 eses («S»), haz que el dron vuelva al punto inicial volando marcha atrás.

Puedes empezar a hacerlo volando lentamente y cuando domines el movimiento, repítelo mientras vuelas mucho más rápido.

Al principio, te llevará un tiempo dominar cada ejercicio y harás cada maniobra muy despacio. Conforme vayas mejorando y tengas más confianza, intenta hacer cada maniobra volando el dron a mayor velocidad.

Cómo reducir el riesgo de perder tu dron

Como fotógrafo aéreo, lo peor que te puede pasar es perder tu dron. Tu inversión de más de 1.000€ puede esfumarse en un par de minutos. Y puede que no vuelvas a verla nunca más por haber cometido un pequeño error.

¡Ups!

Esto generalmente se llama fuga.

¡No te agobies!

No todo está perdido, por ahora.

¿Has perdido la conexión con el dron? ¡Relájate!

No importa cuánta experiencia tengas como piloto o cuán caro sea tu dron. Tarde o temprano experimentarás lo que significa perder la conexión entre tu control remoto y el dron.

¡He lidiado con este problema en muchísimas ocasiones!

La mayoría de las veces mi dron recupera la conexión en pocos segundos, pero ¿Qué pasa si no lo hace?

Bueno, aquí tienes algunos consejos básicos que te ayudarán a enfrentarte a esta situación.

  • Mantén la calma y el control. De lo contrario, serás incapaz de tomar las decisiones correctas.
  • Usa el botón «Volver al punto de origen» (RTH). Esta función permite que el dron vuele de regreso a la localización desde la que despegó y aterrice ahí. No necesitas hacer nada, el dron hará todas las maniobras solo.
  • Antes de despegar, asegúrate de que el dron ha registrado tu ubicación GPS. Algunos fabricantes, como DJI, lo han configurado automáticamente. Pero asegúrate de que el dron lo hace correctamente por si acaso. De lo contrario, el botón «Volver al punto de origen» (RTH) no te servirá de nada.

Cómo evitar perder tu dron

La mayoría de los pilotos culpan al dron o al fabricante de la fuga y la pérdida de su avión. Sin embargo, en la mayoría de los casos, los drones se pierden debido a un error humano.

Sí, suele ser culpa del piloto.

Afortunadamente, siguiendo estos consejos prácticos reducirás las posibilidades de perder tu dron.

Empieza practicando con un dron barato (1)

Si eres un piloto principiante, ¿por qué no te compras un dron barato para comenzar a practicar? Dedica tantas horas como sean necesarias para convertirte en un piloto experimentado. Una vez que seas un piloto de drones avanzado, las posibilidades de perder un dron serán menores y podrás comprarte un dron mejor.

Permite que tu dron bloquee sus coordenadas GPS actuales (2)

Como expliqué anteriormente, algunos drones tienen un botón para «Volver al punto de origen» (RTH). Si el tuyo no lo tiene, deja el dron en el suelo durante un par de minutos antes de despegar para que pueda bloquear las coordenadas GPS de su ubicación actual.

Si no lo haces, tu dron se dirigirá al último lugar que registró como «punto de origen», y quién sabe, podría ser una ubicación completamente diferente que esté a kilómetros de distancia.

Ten cuidado de no perder la orientación (3)

A medida que el dron vuela cada vez más lejos, puede resultarte complicado intuir si tienes el dron enfrente. Si pierdes la orientación, es posible que tengas problemas para hacer que tu dron vuelva al punto en que estás.

¡Y al final se acabará perdiendo!

Esta debería de ser razón suficiente para darte cuenta de que es recomendable que practiques con tu dron de gama baja antes de usar uno más avanzado (y caro).

Asegúrate de que el software de tu dron esté siempre actualizado (4)

Un fallo en el software también puede ser un problema. Puede que pierdas la conexión mientras vuela o puede que no registre correctamente las coordenadas GPS.

Mantén el software de tu dron siempre actualizado para evitar una fuga.

Evita perder la conexión con tu dron (5)

Como vimos en la sección anterior, si pierdes la conexión con tu dron corres el riesgo de perderlo.

Antes de volar, asegúrate de conocer el alcance de tu dron. Si vuelas tu dron fuera de su alcance lo más probable es que pierdas la conexión.

¡Ah! Y evita volar el dron detrás de cualquier obstáculo. Si hay algo entre tu control remoto y el dron, como una colina o una roca, el dron puede perder la conexión.

Intenta evitar áreas con altas interferencias electromagnéticas (6)

Las interferencias pueden hacerte perder el control del dron. Por desgracia, esto también podría hacer que el dron haga maniobras erráticas, y puede fugarse o caerse.

Lo ideal sería que tuvieras en cuenta cualquier posible interferencia en el área en la que estás volando.

Ten cuidado sobre todo si estás volando en un núcleo urbano. Las ciudades están llenas de edificios altos (o incluso rascacielos) que emiten o reciben señales de wifi, radio y TV y que tienen antenas.

Y si estás en exteriores, ten cuidado con los cables. Tanto los tendidos eléctricos como las torres de telecomunicaciones pueden hacer que tu dron se vuelva loco. O peor aún, que pierdas el control del dron por completo.

Ten mucho cuidado cuando vueles cerca de cualquier objeto (7)

¿Qué objetos? Pues puentes, torres, edificios…

Ten mucho cuidado. Si son de metal, la brújula de tu dron se puede volver loca por culpa de las interferencias magnéticas que producen las construcciones metálicas.

O peor aún, es posible que tu control remoto ya no sirva de nada. ¡Puedes ordenar a tu dron que avance pero volará hacia la derecha!

Sé conservador al configurar la altura de la función "Volver al punto de origen" (8)

¿Te acuerdas del botón «Volver al punto de origen»?

Le ordena a tu dron regresar al último punto de despegue. La misma posición desde donde deberías estar tú controlándolo, ¿a que sí?

Pero, ¿cuán seguro es que tu dron vuele con total autonomía? ¿Hay riesgo de que se choque en el trayecto de vuelta? Ten muchísimo cuidado si tu dron no tiene un sistema anticolisión.

Si puedes ajustar la altura de la función «Volver al punto de origen«, ajústala por encima de los árboles y edificios que estén en la zona en la que tienes pensado volar y hacer tus fotos.

Si tienes un dron DJI, aprovecha el sistema anticolisión para evitar obstáculos. Tu dron volará alrededor de cualquier objeto y te responderá de manera segura.

Conserva todos tus registros de vuelo (9)

Si lo haces, tendrás todos los detalles del vuelo.

Si ocurre lo peor (tu dron se estrella o se pierde), puedes revisar el área donde voló tu dron. También sabrás la dirección y duración del vuelo. Utiliza estos datos junto con Google Earth para tratar de localizar el posible lugar del accidente.

¡Ahora que sabes cómo volar tu dron, es hora de capturar tus fotos!

Algunas normas genéricas

Aunque ya te he advertido sobre la necesidad de conocer la normativa local, aquí tienes algunas normas genéricas que se aplican en la mayoría de los países.

Pueden serte útiles para una primera toma de contacto.

  • No vueles tu dron a más de 120 metros de altura.
  • No pierdas nunca de vista tu dron.
  • No vueles a menos de 8 kilómetros de un aeropuerto.
  • No sobrevueles estadios, parques nacionales ni ninguna infraestructura o propiedad pública o privada, como por ejemplo instalaciones gubernamentales, instalaciones de tratamiento de agua, centrales eléctricas, prisiones, carreteras o autopistas muy transitadas, etc.
  • Respeta la privacidad de la gente.
  • No vueles por encima o te acerques más de 100 metros de cualquier manifestación o grupo de personas.
  • Respeta los espacios aéreos controlados y las zonas de exclusión aérea.
  • Comprueba siempre que te encuentras fuera de una «zona no habilitada para el vuelo» («no fly zone» en inglés).
  • No puedes volar de noche sin licencia.
Si te gusta este post compártelo con tus amigos👍